¿Crees que lo sabes todo sobre las luces LED? Yo pensaba que sí, hasta que me he informado un poco mejor y lo quiero compartir contigo porque hay muchas cosas que desconocía. Así que aquí todo sobre las luces LEDs con sus ventajas e inconvenientes.

Utilizadas en nuestros hogares como en casi todas las pantallas, las lámparas LED tienen muchas ventajas, pero deben usarse con ciertas precauciones. Según un informe de la asociación de las transición ecológica francesa, la iluminación actualmente representa el 12% del consumo eléctrico de una casa (excluyendo calefacción y agua caliente).

Como sabes, en 2012, las lámparas incandescentes de bajo consumo e ineficientes fueron retiradas por la Unión Europea.

Se han reemplazado principalmente por lámparas fluorescentes compactas (o lámparas de bajo consumo) que se han lanzado al mercado gracias a la comunicación masiva, la casi ausencia de tecnologías competitivas y ventajas significativas: duran de 8 a 10 veces más y consumen de 4 a 5 veces menos energía para una iluminación equivalente.

En pocos años, las lámparas fluorescentes compactas se han establecido en la mayoría de los hogares y locales profesionales. Y, sin embargo, no están libres de críticas y defectos:

  • Ciertas lámparas tienen una vida útil limitada que no corresponde a los anuncios
  • Algunas lámparas tienen un tiempo de iluminación prolongado que puede exceder un minuto
  • Emiten radiación ultravioleta (UV) que puede ser dañina para ciertas personas sensibles
  • Todos contienen mercurio, un metal peligroso que debe reciclarse adecuadamente.

Presentadas como lámparas duraderas de bajo consumo, en realidad son solo un sustituto temporal antes de la aparición de lámparas mucho más eficientes y ecológicas: las famosas lámparas LED.

¿Qué es una lámpara LED? · Definición

Un diodo emisor de luz (LED) es un componente electrónico que permite la transformación de la electricidad en luz. Sus principales aplicaciones, en orden de importancia del mercado, son la electrónica móvil, las pantallas, el sector automotriz, la iluminación y la señalización.

Para la iluminación, las lámparas formadas por varios LED de alta potencia se utilizan una al lado de la otra, ya que su flujo luminoso (medido en lúmenes o lm) todavía es demasiado débil.

Al igual que las lámparas LED, son reemplazables. Fue solo en 2000 que aparecieron los LED de alta potencia y los LED blancos [2], gracias a importantes esfuerzos de I + D, con la ambición de competir con las tecnologías existentes para la iluminación de las personas, en lugares de trabajo o iluminación exterior.

¿Cuáles son sus ventajas e inconvenientes de las lámparas LED?

Ventajas de las lámparas LED

La tecnología LED continúa progresando: el rendimiento del LED se duplica cada 2 años y los precios disminuyen en un 20% cada año. Según enlighten initiative.

Vida de útil inigualable:
La vida útil de las lámparas LED es mucho más larga que la de otras tecnologías: hasta 100,000 horas (en el laboratorio), 40,000 horas en el mercado (es decir, varias décadas de uso) contra 1,000 horas por lámparas incandescentes, 2.000 h para lámparas halógenas y 10.000 h para lámparas fluorescentes compactas.

La compra y el reemplazo de una lámpara LED es menos frecuentes, lo que mejora la rentabilidad de la inversión.

Buena eficiencia energética con un importante potencial de crecimiento:
Si un LED aislado muestra una muy buena eficiencia energética (alrededor de 150 lm / W y hasta 220 lm / W para el más eficiente), una lámpara LED ofrece un rendimiento de entre 40 y 80 lúmenes por vatio. Esta caída en la eficiencia está notablemente relacionada con el calor producido por los diodos colocados uno al lado del otro en la lámpara.

Las lámparas LED actualmente en el mercado generalmente tienen una eficiencia energética significativamente mayor que las lámparas convencionales

Afortunadamente, la mayoría de las lámparas destinadas a la iluminación doméstica actual ofrecen una calidad de iluminación satisfactoria: una lámpara LED de más de 800 lúmenes (equivalente a una lámpara incandescente de 60 W) consume entre 9 y 12 vatios solamente. , un LED de 400 lúmenes consume aproximadamente 6 vatios.

Además, los desarrollos tecnológicos deberían mejorar la eficiencia de las lámparas LED para el público en general al acercarla a 100 lm / W. En laboratorio, los LED ya pueden lograr una eficiencia energética de hasta 300 lm / W. Esto significa que a largo plazo podremos tener lámparas que consuman menos de 4 vatios y que se enciendan como una lámpara incandescente de 75 vatios.

Lo que te interesa es consumir los menos vatios posibles que representa el consumo energético de tu casa.

Iluminación máxima instantánea:
Las bombillas LED alcanzan un nivel máximo de brillo al encenderse. De hecho, las fuentes LED admiten ciclos frecuentes de encendido y apagado. Emiten instantáneamente el flujo luminoso deseado, sin aumentar

Lámparas compactas:
La compacidad de los LED los hace muy atractivos para reemplazar fuentes empotradas en falsos techos como focos halógenos. Los módulos LED, instalados directamente en una luminaria y que pueden integrar electrónica de control, facilitan la implementación de soluciones de gestión de la iluminación, como la detección de presencia o la variación según la luz del día.

Otras ventajas:
Los LED funcionan a muy bajo voltaje e incluso a bajas temperaturas, lo que puede ser una ventaja para la seguridad eléctrica en el edificio. Con un aumento de temperatura de solo 32 ° C, los LED no se calientan tanto como las lámparas incandescentes (150 ° C) y las lámparas fluorescentes compactas (70 ° C). Son insensibles a los golpes, lo que los hace más robustos que otras fuentes de iluminación. Los LED de colores se pueden usar para efectos de luz sin el uso de un filtro. Finalmente, los LED no contienen mercurio y son en gran parte reciclables como residuos no peligrosos (a diferencia de las lámparas fluorescentes compactas).

Inconvenientes y areas de mejora de los LEDS

El proceso de fabricación de LED es relativamente intensivo en energía.
Sin embargo, el balance energético general (incluida la etapa de fabricación y uso) de las dos tecnologías (LED y fluorescente compacta) sigue siendo comparable. Con su democratización, los precios del LED se han dividido entre 2 o incluso 3 en solo 3 años.

Las lámparas LED siguen siendo poco adecuadas para la iluminación de alta potencia, especialmente en el mercado de alumbrado público debido al sobre calentamiento que puede resultar del uso de muchos LED colocados uno al lado del otro. Incluso si, individualmente, una lámpara LED no calienta mucho.

Una evaluación ambiental para mejorar:
Más allá del consumo de energía en funcionamiento, la lámpara LED genera, durante su fabricación y al final de su vida útil, impactos ambientales.

La Agencia Internacional de Energía ha compilado varios análisis de ciclo de vida de soluciones de iluminación que permiten comparar el desempeño ambiental de lámparas incandescentes, LFC y LED. El impacto ambiental de una fuente de luz está determinado principalmente por su eficiencia en la producción de luz y su vida útil.

El impacto ambiental de las lámparas fluorescentes compactas y los LED sigue siendo mucho menor que el de las lámparas incandescentes -hasta un 75% menos-. El progreso en la eficiencia luminosa y la vida útil de los LED debería permitirles, a largo plazo, mostrar la mejor evaluación ambiental de todas las lámparas, con una reducción del impacto ambiental del 85% en comparación con las lámparas incandescentes .

Hoy en día, ciertos materiales utilizados para la fabricación de LED, en particular el indium y el galium, se consideran críticos porque los recursos se están agotando. Además, estos materiales no se reciclan. Por lo tanto, el desafío es reducir la cantidad de estos materiales en los LED y reciclarlos con éxito.

Los LED contribuyen más a la contaminación lumínica:
Si bien el número de puntos de luz continúa aumentando considerablemente en todo el mundo, contribuyendo a la contaminación lumínica, la globalización de las lámparas LED acentúa aún más esta tendencia. Sin embargo, el componente azul de los LED «blancos» se difunde más en la atmósfera

Los LEDS provocan halos 10 veces mayores que los de la iluminación de sodio con igual potencia de luz. También son más deslumbrantes, siempre con la misma potencia de luz: esto tiene tendencia a cerrar más la retina y así limitar la entrada de luz: por lo tanto, ilumina tanto, pero al final vemos menos claramente «

asociación de los astrónomos Avex.

¿Los LEDs son peligrosos para la salud?
Una exposición, por muy poca que sea, que luz azul tanto de día como de noche, perturba los ritmos biológicos y por consecuencia perturba el sueño. Las pantallas de ordenador, de teléfonos son una fuente alta de luz azul. Los niños y adolescentes son muy sensibles a esta exposición sobre todo antes de dormir.

Puedes regular la exposición de luz azul en la mayoría de los nuevos dispositivos.

Por lo tanto es muy importante en casa tener una iluminación del tipo blanco caliente – temperatura de color inferior a 3000K.

Según la doctora Celia Sánchez Ramos la Complutense de Madrid, deberíamos mantener siempre una distancia mínima de 20cm con cualquier fuente LED.

El consejo de Global Efficient Lighting asegura que si pasaremos todos a LED, el consumo en luz bajaría a la mitad.

También los LEDs podrían llegar a dar luz en lugares dónde aún no llega la electricidad debido a su bajo consumo alimentadas por energía solar.

Te recuerdo que te he dejado opciones de bombillas en mi tienda:

¿Qué nos espera en el futuro?

Está apareciendo loas bombillas de filamento de Grafeno, seguro que las has visto en restaurantes y bares.

El grafeno es un excelente conductor de electricidad que se encuentra en el grafito. Y las lámparas de grafeno prometen consumir 10% menos que las lámparas LED con una vida útil de 25 años.

Poco a poco están saliendo al mercado: